Justificación y Antecedentes

Hasta el momento actual, las herramientas disponibles en el mercado para potenciar el lenguaje y la comunicación de personas con dificultades en esta área, no han alcanzado el nivel de eficacia deseado ni a nivel analógico o manipulativo ni a nivel digital. Es cierto que con la explosión de las nuevas tecnologías y los grandes cambios conseguidos en el campo tecnológico, han ido surgiendo nuevas aplicaciones (sobre todo en los últimos años) que tienen más de tecnológico que de técnico y metodológico en cuanto a aprender lenguaje o comunicación se refiere .Por otro lado, el colectivo de grandes dependientes con importantes dificultades para comunicar ha sido y sigue siendo el gran olvidado. Quizás por la dificultad que implica diseñar para estas personas estrategias eficaces, quizás también por la existencia de creencias erróneas acerca de sus posibilidades y de su potencial de desarrollo. Entrando más a fondo en el tema, y desde un punto de vista analítico profesional, los llamados “comunicadores” creados para personas con dificultades comunicativas, como por ejemplo personas con Trastornos del Espectro Autista, se centran exclusivamente en el léxico o en el vocabulario, o en las palabras si se prefiere. Pareciera que disponer de una base de datos de vocabulario pictográfico bien organizada en temas o en categorías gramaticales, fuera suficiente para comunicar. La comunicación implica muchísimo más que concatenar una palabra detrás de otra .Implica conocer las funciones de los diferentes elementos oracionales, como quién efectúa la acción, qué hace, y sobre qué lo hace, o cuándo, dónde, cómo, etc. Además, el lenguaje no sólo es importante para relacionarnos con las demás personas, sino también para relacionarnos con nosotros mismos: para reflexionar, para decidir en cada momento qué tenemos que hacer, cómo lo vamos a hacer, con qué, dónde, etc. Para supervisar lo que ya hemos hecho, para recordar sucesos pasados o para pensar en condicional y proyectarnos hacia el futuro.

Nosotros creemos que las personas con importantes dificultades comunicativas y cognitivas, la mayor parte de ellas sin lenguaje oral o con muy poco, también pueden aprender lenguaje NO SÓLO PARA PEDIR sino también para declarar, para preguntar, para ordenar su pensamiento, para guiar sus acciones, y finalmente, para ser más autónomas. FACIL-SAAC facilita todo ello, ayuda a comprender mejor el mundo , a vivir en él y con las personas.

Por otro lado, a la vista están las estadísticas de fracaso escolar y de los bajos niveles de lengua, de las dificultades que tienen muchas personas para entender un texto, para escribir o transmitir una idea y para asimilar muchos contenidos curriculares de esta materia.

Nosotros tenemos una metodología –FACIL-SAAC que ya está probada de forma analógica, con resultados espectaculares. Esta metodología está recogida en un manual genérico (que adjuntamos junto a este proyecto) elaborado con muchos ejemplos e ilustraciones que recogen parte del trabajo de estos años. Ahora pretendemos dar un paso más hacia adelante, hacia el futuro. Nuestra ilusión es poder aplicar esta potente herramienta en diferentes CONTEXTOS NATURALES ESPECÍFICOS, con contenidos diferenciales en cada uno de ellos ,de forma analógica y digital, tras el desarrollo de este proyecto.

Creemos firmemente que esto puede cambiar la vida de muchísimas personas. El lenguaje es la dimensión simbólica del mundo que nos rodea, y nosotros, como seres sociales que somos la necesitamos para comprender ese mundo…y para compartirlo.

CompartirShare on Facebook